Ciber K

"Vengo a la política para honrar el apellido de mi padre, no para hipotecar el de mis hijos."
F. Randazzo

martes, 9 de agosto de 2011

Paso a Paso


por Facundo Matos

Las PASO (Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) harán su debut el 14 de agosto “abriendo” las habituales primarias de afiliados de cada partido político a todo el público con el fin de democratizar los comicios. Además, se establece un piso de 1,5% de los votos para poder participar de las elecciones de octubre. Al ser nueva la medida, plantea inconvenientes, preguntas y debates en torno a ella.

Mal-informados o mal-intencionados

Anda circulando, mediante el uso de cadenas de mail y otras formas de (in)comunicación, la información de que en las PASO se vota a quienes uno quiere que participen de las presidenciales diciendo, textualmente, que “si hay 7 boletas, se pueden poner las 7 ó se puede optar por 3 ó 4 y excluir las otras”, lo cual sería un voto nulo.

Se vota candidato a Presidente, lista de Diputados y candidato a Senador (en el caso de 8 provincias), pero de un solo partido por categoría. Únicamente se votará por más de un partido si uno elige cortar boleta entre los dos o tres cargos que se eligen. Difundan esta información así contrarrestamos la que iniciaron los mal-informados o mal-intencionados.


¿Cuánto sirven estas elecciones? ¿Nos convienen?

En filosofía (aunque no soy un experto ni un amante de la materia) se suele decir que lo importante no es tener buenas respuestas sino hacerse las preguntas correctas. En este caso, las respuestas las encontraremos en la madrugada del 15 de agosto o bien en la del 24 de octubre. Pero, ¿cuáles son las preguntas que hay que hacerse?

En primer lugar, vale preguntarse cuánto sirven las PASO, dado que los candidatos con chances de ganar (?) no fueron elegidos por la gente sino por decisión propia y ninguno de ellos presenta un competidor del mismo partido. Quedando sólo el punto sobre el mínimo de 1,5% de los votos –y no interpreten en esto un guiño a suspenderlas porque no creo que haya que hacerlo–, pregunto: ¿cuánto valen estas elecciones?

En segundo lugar, y teniendo en cuenta las múltiples especulaciones de los grandes medios y opositores que buscan un oasis en medio del desierto que les es hoy el panorama político, planteo mi otra pregunta: ¿nos convienen estas elecciones? o bien, ¿cuánto hay de posible en que el que obtenga el segundo puesto en las PASO reciba los votos útiles de los anti-kirchneristas en las presidenciales de octubre?

No hay comentarios:

Publicar un comentario