Ciber K

"Vengo a la política para honrar el apellido de mi padre, no para hipotecar el de mis hijos."
F. Randazzo

lunes, 22 de agosto de 2011

¿Por qué votar a Cristina?

Los medios y partidos opositores se hacen una única pregunta, a la que al parecer no hallan una única respuesta: ¿Por qué la mitad votó a Cristina?

Leyendo las diversas explicaciones de Van der Kooy, Morales Solá o Blanck al triunfo arrasador de Cristina en las primarias, me planteé la misma pregunta que ellos, y lamentablemente, yo tampoco encontré una única respuesta.

¿Por qué la mitad votó a Cristina?

¿Porque ella y Néstor le revivieron los sueños a un pueblo debilitado por la crisis? ¿Porque desde su gobierno impulso la causa de las Madres y Abuelas como si fuera suya?
¿Porque nunca agachó la cabeza ante los inamovibles de la política y el establishment?
¿Porque gobernó para los que más la necesitan, que afortunadamente hoy la necesitan menos?
¿Por la Asignación Universal por Hijo?
¿Por la Ley de medios, el casamiento igualitario?
¿Por anular las leyes de Obediencia Debida y Punto Final?
¿Porque nos lleva a ser cada vez más independientes de lo que pasa en el Norte del mundo?
¿Porque canceló una deuda millonaria que ni siquiera había contraído ella?
¿Porque nunca abandonó la lucha por la “Memoria, Verdad y Justicia”?
¿Porque metió a los jóvenes en la política como hace rato nadie hacía?
¿Porque su palabra resultó ser más creíble que la de los medios supuestamente objetivos?
¿Porque reivindicó el papel de la mujer en la política y la sociedad entera?
¿Porque ni en el peor momento bajó los brazos?
¿Porque los jubilados cada vez son más y reciben mejores beneficios?
¿Porque el campo aumentó su producción más que con ningún gobierno y una hectárea sale ahora casi el 400% más que en el 2002?
¿Porque con ella esa patria grande con la que soñaron San Martín, Bolívar y todos nuestros próceres?
¿Porque no dejó de laburar ni cuando se le murió su compañero de la vida y la militancia, ni cuando ganó estas elecciones (como otros dos hicieron)?
¿Porque cuando uno mira quiénes se oponen al gobierno, se pone feliz de estar de este lado?

¿O por todo eso junto? O después de todo… ¿por qué NO votarla

martes, 16 de agosto de 2011

Costumbres Argentinas (o Porteñas quizás)

Por Eugenia Calatayud

”Si usted supiera las cosas que veo yo acá, ayyy si yo le contara”.
Muchas cosas se dicen de los taxistas, que son psicólogos urbanos, que la vida pasa en un taxi, que son los que más conocen la calle y los que
más nos conocen. Hay algo de cierto en todo eso. Personalmente he escuchado los mejores relatos callejeros de la boca de los amigos tacheros.

Conversábamos con el anónimo taxista que me había tocado en suerte esa tarde. No recuerdo por qué, hablábamos del respeto y de la educación ciudadana, sobre lo mal que nos tratamos, no solo a los
demás sino a nosotros mismos, ensuciando nuestras propias calles de nuestros propios barrios por
donde nosotros mismos caminamos.

El hombre me dijo la frase con que abrí este relato y le contesté "cuente, cuente". Faltaban pocas cuadras para llegar a destino asi que arrancó.

…”La vez pasada se sube una señora con una nena de no mas de 7 años que se estaba comiendo un
alfajor. Durante todo el viaje la señora, que se notaba era la abuela de la nena, le decía todo el tiempo
que tuviera cuidado de no ensuciar el auto con miguitas, y le repetía y repetía cuidado, no tires las
miguitas! Sabe que hizo la señora ni bien la nena terminó el alfajor? Bajó la ventana y tiró el envoltorio y las migas por la ventana!

Por eso señora yo le digo, esto que estamos hablando no termina ni hoy ni mañana, si no nos educamos
a nosotros mismos no podemos educar a nuestros hijos ni a nuestros nietos, usted fíjese y dele el
ejemplo a su hijo esa es la única salida que tenemos”

No será un profesional de la salud mental pero ustedes coincidirán conmigo que este hombre no hizo
más que decir una enorme verdad salida de un simple envoltorio de alfajor.

martes, 9 de agosto de 2011

Paso a Paso


por Facundo Matos

Las PASO (Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) harán su debut el 14 de agosto “abriendo” las habituales primarias de afiliados de cada partido político a todo el público con el fin de democratizar los comicios. Además, se establece un piso de 1,5% de los votos para poder participar de las elecciones de octubre. Al ser nueva la medida, plantea inconvenientes, preguntas y debates en torno a ella.

Mal-informados o mal-intencionados

Anda circulando, mediante el uso de cadenas de mail y otras formas de (in)comunicación, la información de que en las PASO se vota a quienes uno quiere que participen de las presidenciales diciendo, textualmente, que “si hay 7 boletas, se pueden poner las 7 ó se puede optar por 3 ó 4 y excluir las otras”, lo cual sería un voto nulo.

Se vota candidato a Presidente, lista de Diputados y candidato a Senador (en el caso de 8 provincias), pero de un solo partido por categoría. Únicamente se votará por más de un partido si uno elige cortar boleta entre los dos o tres cargos que se eligen. Difundan esta información así contrarrestamos la que iniciaron los mal-informados o mal-intencionados.


¿Cuánto sirven estas elecciones? ¿Nos convienen?

En filosofía (aunque no soy un experto ni un amante de la materia) se suele decir que lo importante no es tener buenas respuestas sino hacerse las preguntas correctas. En este caso, las respuestas las encontraremos en la madrugada del 15 de agosto o bien en la del 24 de octubre. Pero, ¿cuáles son las preguntas que hay que hacerse?

En primer lugar, vale preguntarse cuánto sirven las PASO, dado que los candidatos con chances de ganar (?) no fueron elegidos por la gente sino por decisión propia y ninguno de ellos presenta un competidor del mismo partido. Quedando sólo el punto sobre el mínimo de 1,5% de los votos –y no interpreten en esto un guiño a suspenderlas porque no creo que haya que hacerlo–, pregunto: ¿cuánto valen estas elecciones?

En segundo lugar, y teniendo en cuenta las múltiples especulaciones de los grandes medios y opositores que buscan un oasis en medio del desierto que les es hoy el panorama político, planteo mi otra pregunta: ¿nos convienen estas elecciones? o bien, ¿cuánto hay de posible en que el que obtenga el segundo puesto en las PASO reciba los votos útiles de los anti-kirchneristas en las presidenciales de octubre?