Ciber K

"Vengo a la política para honrar el apellido de mi padre, no para hipotecar el de mis hijos."
F. Randazzo

martes, 26 de julio de 2011

Tecnópolis y el elefante

Por Fernando Ojeda

Seguramente alguna vez escucharon la historia del elefante de circo que pese a estar atado sólo a una pequeña estaca, no podía escapar.

Al pobre lo habían amarrado de pequeño y había intentado escaparse, pero su fuerza no se lo permitía. De grande, ya acostumbrado a su limitación, no pasaba por su cabeza volver a intentarlo.

La semana pasada tuve el placer de ir a Tecnópolis. Durante algunas horas estuve recorriendo los pasillos sin poder entrar a casi ningún lugar por la gran cantidad de gente que visitaba la muestra.

Había mucha gente de todas las clases sociales. Muchos adolescentes, algunos jodiendo y otros mirando e investigando. Había muchos chicos preguntando y muchos padres orgullosos explicando que esas cosas que veían estaban hechas acá, y abuelos contando anécdotas de cuando ellos eran jóvenes.

Cuando me iba, me pareció ver que el elefante se animaba a tironear otra vez de la cadena.

3 comentarios:

  1. Yo todavía no tuve la posibilidad de ir, pero seguro que es así.

    Pasa que cuando el hombre que ata al elefante de chico es fuerte y el animal no, el elefante tiene miedo de intentar soltarse pero cuando el hombre se debilita nace la esperanza otro.

    Acá sólo hay que preguntarse quién nos ató a esa estaca y darse cuenta de la realidad de hoy...

    Muy buena nota!

    ResponderEliminar
  2. buenísimo, lo comparti en facebook!

    ResponderEliminar
  3. "La misión capital de la obra educativa estriba nada menos que en ligar con miles de lazos al hombre con la vida, y hacerlo de modo que ante él surjan tareas a cumplir por todas partes, tareas que resulten atrayentes, tareas que él considere como suyas y en la solución de las cuales tome parte. Esto es lo más importante porque la raíz básica de todas las irregularidades morales, de todas las desviaciones de conducta ha de buscarse en el vacío anímico que se da en las personas cuando dejan de tomar parte en la vida que les circunda, cuando se quedan a un lado, cuando se sienten observadores ajenos, dispuestos a no poner el alma en nada; entonces nada les importa. El hombre ha de sentirse necesario, ha de sentir que el decurso y el éxito de la empresa dependen realmente de él"
    S.L:Rubinstein

    Esta cita de un baluarte de la Psicología se refleja en el resurgimiento de la participación en la política por parte de los argentinos. No teníamos ideas, sencillamente porque no teníamos ningún protagonismo, decidían por nosotros, desde el momento en que vendieron nuestro país, hasta sus recursos naturales! No hacíamos nada porque no teníamos opción, no contábamos con el más mínimo espacio. Siempre mirando desde afuera como espectadores,y mientras tanto nos iban robando el alma: ¿vacío anímico quizás?
    Si en estas épocas estamos intercambiando ideas, vinculadas a la política es porque de alguna manera sentimos que nuestras palabras tienen un sentido. Sabemos que el próximo gobernante de nuestra ciudad, más allá de cuál sea su nombre, es quien guiará el rumbo de la misma de acuerdo a un modelo socioeconómico.
    Y en este momento es maravilloso ver cuánta gente hace política, milita desde donde puede, para marcar diferencias, para informar, para concientizar, porque sabe que se está definiendo el camino por el que vamos a transitar. Repito que ésto lo vemos ahora y no es casualidad. Responde a que nos sentimos parte y estamos dispuestos a luchar por lo que queremos.
    No queremos que vuelva a instalarse en nuestro país el anonimato, la indiferencia. No queremos que nos dejen sin país, o, que es lo mismo, que
    no seamos nosotros quienes definamos su rumbo. No queremos ser marionetas de los países "poderosos" o "sus representantes" que definieron indefectiblemente nuestra economía, educación, salud.
    Queremos ser protagonistas porque es la única garantía de definir y defender lo nuestro. Nuestro gobierno nacional nos está dando todas las herramientas posibles para que Nosotros nos informemos sin ocultamientos y tergiversaciones que solo pretenden deformar la realidad (ley de Medios); herramientas para que nuestra economía dependa de nosotros (independizarnos del FMI), herramientas para estimular la industria y en consecuencia ampliar el segmento de puestos de trabajo, para promover la educación y la salud que nunca debieron privatizarse convirtiendo al alumno y al enfermo en clientes.Herramientas para contar con el apoyo incondicional de los países hermanos consolidando la unidad latinoamericana imprescindible para mantener la independencia.
    Esas herramientas se expresan hoy en la motivación que nos alienta a escribir en este espacio, y que no permitirá nunca más que bajemos los brazos para entregar el futuro y el presente a quienes no tienen la altura para representarnos

    ResponderEliminar