Ciber K

"Vengo a la política para honrar el apellido de mi padre, no para hipotecar el de mis hijos."
F. Randazzo

miércoles, 11 de mayo de 2011

Tiempo a tiempo...

por Lucho Carmona
Si mi permiten, les cuento un poco.

Resulta que, cuando un diario nuevo nace, se mete en la arena de una disputa comercial, tan feroz como desigual.
Un diario que pretende nacer sabe que ese parto lo expone, no al cuidado de una madre cariñosa, sino al rapaz zarpazo del buitre de Clarín y compañía que controlan el papel, la distribución y tienen una billetera que asfixia al neonato.
Alerta ante estas dificultades, los directivos del flamante periódico, tratan de tomar precauciones... Pero acceden al trato desigual que se les impone de movida, con la esperanza de que, con el tiempo, ese nuevo diario cobre relevancia y aceptación que le permita (en un futuro) una "renegociación" un poco más justa.
Uno de los tratos desiguales que se le impuso, fue que "Tiempo Argentino" solo sería distribuido si - y solo si- "El gran diario argenturro" ya se encontrara descansando cómodamente en las bandejas de los Kioscos (varias horas antes que él), y cuando tooodo canillita tuviera en esa alforja que carga, el diario de Magnetto.
Esa condición desfavorable (entre otras tantas que por economía verbal no expongo) tenía - y tiene- por objeto que el consumidor de prensa escrita, se encuentre con góndolas y canillitas repletos de la voz monopólica. Y solo luego, hooooras mas tarde, cuando el "tiempo" apremia, empiecen modestamente a aparecer las otras miradas de la realidad.
Resultó ser que, a pesar de ese trato injusto, se aceptaron las reglas: Y Tiempo Argentino nació. Y creció. Y tuvo una salud y un desarrollo admirable. Y "el gran diario argentino" empezó a ser cada día un poco menos gran diario.
Los que nos contamos entre los lectores de "Tiempo" (cariñosamente hablando), descubrimos (y no tanto) a Eduardo Anguita, Victoria Dentice, al genial Víctor Hugo Morales entre otros tantos que injustamente no nombro.
En fin... Tiempo Argentino salía después de Clarín: "Tómalo o déjalo"

Y como eso no resultó, (porque estaba destinado a enamorar a miles de lectores ávidos de ese enfoque que el diario proponía) súbitamente, arbitrariamente, sin respetar lo acordado se lo intimó a que entregara la impresión de sus ejemplares varias horas antes de lo acordado o afrontase la terrible consecuencia de no llegar al kiosco, al canillita, y en definitiva, al público en general.
Esta arbitrariedad hizo que, hace un par de días, (el 9 de mayo de 2011) vos, tal vez, no hayas podido leer el fantástico trabajo de investigación periodística que se realizó respecto de la participación de la policía bonaerense en el robo de bebes en la última dictadura, por ejemplo… (nada más y nada menos)
Mientras escribo esto "parece ser que la cosa se regularizó" y hoy el diario llegó. Pero el hecho es grave y es una hijoputez que no se debe tolerar ni volver a permitir.
Porque la excusa hoy fue que no entregaban a tiempo los diarios para su distribución y mañana vaya a saber con qué sanata se nos presenten, y termine convirtiéndose en el modus operandi que haga que este diario que se imprime los siete días de la semana solo logre salir tres o cuatro días.
Los madafaquersanadepiches (perdon por el inglés) no impidieron la TOTAL salida del diario "TIEMPO”. Para no violar flagrantemente la ley (miren ustedes el grado de malicia), impidieron que en un par de puntos del territorio no se lo pudiese leer, y lo hicieron por tres días. Así evitaron "tirar demasiado del hilo y que este se corte".
El perjuicio ya está. No fue un tiro al corazón. Fue un cuchillazo del que habrá de reponerse este joven y saludable diario.
Estas palabras intentan llegar a quienes deben fiscalizar esto y ¿saben qué? NO HABLO DEL ESTADO: Señores periodistas! Tooooodos ustedes deben condenar este hecho. TODOS. ¿Y saben qué? No los escucho, no los leo, no los veo pronunciándose en franco repudio. No queremos sufrir otro "CRITICA" más. Si, Critica, ¿lo recuerdan?
Hagan algo. No hacen otra cosa que hacerlo por ustedes mismos.
Gracias por la paciencia.

1 comentario:

  1. Buenos dias, yo también, por economía de palabras voy a hacer un simple comentario, si bien no estoy a favor de ningún monopolio en ningun sentido y mucho menos periodistico, me parece que no estás contanto una gran parte de la historia y es que a este diario le dan diariamente una GRAAAAAAN cantidad de nutrientes y leche fortificada tooodos los argentinos con sus impuestos (lease sobre-cantidad de propaganda oficialista que todos pagamos) siendo que tan chiquito que es, como vos decis, y ya tiene más plata del Estado que cualquier otro diario mucho mas elegido por los argentinos. Ese dato no es menor y se te olvidó. Por ultimo hago una observacion, este diario tiene como "notición" algo que pasó hace más de 35 años? Me parece que no se ocupa mucho de las noticias de ultimo momento, no? Yo creo que esa nota daria más para una revista de investigacion más que para un, como su nombre lo indica, "diario". Igual me parece bien que esté en todos los kioscos y que la gente que quiera un enfoque oficialista de la realidad lo lea, no se debe bloquear la libertad de expresion en ningun momento, pero eso si... no me hagan a mi pagar para que la empresa que mantiene al diario lo pueda seguir sacando, que la compañia que lo saca todos los dias lo mantenga sola o con una cantidad de propaganda oficial acorde a su tirada diaria... Nada más. = ) Matias.

    ResponderEliminar