Ciber K

"Vengo a la política para honrar el apellido de mi padre, no para hipotecar el de mis hijos."
F. Randazzo

lunes, 2 de mayo de 2011

El fin de los tiempos terminó...



Por Leo Sanchez

RADIOGRAFÍA DEL NEOLIBERALISMO A TRAVÉS DE LOS MASS MEDIA

Corria el año 2009, y el entonces flamante presidente estadounidense Barack Obama, anunciaba ante las cámaras que el Estado de su pais se iba a hacer cargo de todos los bancos que se encontraban en bancarrota debido a la inconsistencia de un monstruo lanzado al mundo hace apenas 22 años, cuando el Muro de Berlin era derrumbado y para los despóticos economistas, filósofos, licenciados, etc. salidos de distintas universidades estadounidenses, el mundo entraba en "el fin de los tiempos", ya nadie podia refutar al capitalismo, era la muerte de las utopías y de los sueños de varias generaciones. Asi fue que apoyados en un aparato nunca visto, que iba desde guerras preventivas hasta el uso goebbelista de los medios de comunicacion concentrados, este nuevo fenómeno denominado neoliberalismo (en honor a aquel liberalismo salvaje de fines del siglo XIX y principios del XX, que en la Argentina se vio reflejado por la tiranía conservadora del roquismo y posteriormente, la década infame), era diariamente promocionado por varios "analistas politicos" que copaban los principales canales de television y periódicos monopólicos. Asi en nuestro país Neustad, Grondona y su Tiempo Nuevo, acaparaban el rating, y empresarios xenofobos como Haddad y compañía acrecentaban su fortuna en base a negocios con el menemato. Pero si de Argentina hablamos, ningún medio concentrado creció mas que el grupo Clarín. Fue la dictadura quien convirtió a esta oscura entidad en un oligopolio, y el menemismo que con jugosas concesiones le dio el "privilegio" de pasar a ser un semi-monopolio. Este proceso que se dio en la Argentina, fue una copia de exacta de lo que ocurría en Brasil con O Globo, Paraguay con ABC, Chile con el mercurio o Venezuela con Globovisión. El neoliberalismo jamas podría haberse instaurado como discurso hegemónico, si estas maquinas de engañar y repetir las noticias que las agencias internacionales le enviaban, no hubieran hecho su trabajo. El imperialismo entendió lo importante que era utilizar las grandes cadenas de comunican, cuando gracias a un montaje de la CNN pudo justificar la Guerra del Golfo (esta corporación hizo poner a la opinión publica estadounidense a favor de la guerra, cuando publico una supuesta entrevista a una chiquita kuwaiti, quien llorando en cámara decía las teóricas "atrocidades que cometía el ejercito iraqui", tiempo después se descubrió que esa nena era la hija del embajador de Kuwait en EEUU y había sido todo un montaje falso coordinado entre la CNN y el gobierno estadounidense. Sin duda un grado de cinismo nunca visto). A partir de alli la casa blanca paso a financiar con una intensidad abismal a estos pulpos locales e internacionales.

Hoy en cambio, y confirmando que eran parte de una misma cosa, el "prestigio" de estos grupos, se vino a bajo de la mando del neoliberalismo que promocionaban. El pueblo no es estupido, si lo es quien subestime a este; y tantos años de miseria, hambre, explotación, entreguismo, etc. no podía ser sostenido mas aunque quienes lo impusieron cuenten con los mejores sofistas. Los obreros echados de las empresas privatizadas no se comían que había mas empleo, el docente que no tenía recursos porque las escuelas se caían a pedazos entendía que la educación no mejoraba, la madre que no tenía que darle de comer a sus hijos ni se enteraba que había un señor de traje ante una cámara diciendo que la pobreza y la indigencia bajaban considerablemente con el libre mercado, el productor que perdía todo ante un estado ausente tenia clarísimo que ese sistema solo beneficiaba a multinacionales fascistas ya que se les hacia imposible competir con la convertibilidad, y todos los componentes del pueblo no tardaron mucho en hacer chocar al país real con el país virtual. No es casualidad que en la enorme mayoría de los países de nuestra América Latina, tengamos gobiernos que en mayor o menor medida le pusieron fin al neoliberalismo. Hoy dejamos de ser el patio trasero de quien por años creyó tenernos en sus manos para siempre, y en su lugar estamos recuperando nuestra identidad propia y común como una gran nación libre y soberana. Actualmente en el mundo las agencias de noticias imperialistas y su multimedios socios dejaron de tener uso exclusivo de la palabra, y en contraposición nacieron voces nuevas y contra hegemónicas como TELESUR, O LA AGENCIA BOLIVARIANA DE NOTICIAS.

Y en nuestros países, los grupos hegemónicos ya fueron desenmascarados por gobiernos que decidieron ponerle fin a los condicionamientos que el viejo poder establecido les quería imponer a raja tabla.

El camino aun es largo y queda mucho por andar, pero lo que si es seguro es que para muchos este ya es el fin del "fin de los tiempos"

No hay comentarios:

Publicar un comentario