Ciber K

"Vengo a la política para honrar el apellido de mi padre, no para hipotecar el de mis hijos."
F. Randazzo

miércoles, 11 de mayo de 2011

Cristo Obrero

por Fernando Ojeda
 

"Yo pienso que los únicos que han cambiado al mundo han sido los idealistas. El más grande de todos los idealistas ha sido Jesucristo que soñó que un día los hombres todos íbamos a dejar de ser pecadores y dió la vida por ello. Yo creo que el que no es idealista es un cadaver viviente."
Carlos Mugica


Carlos Mugica ya era el Padre Villero cuando, hace hoy 37 años, la Triple A lo asesinó minutos después de dar misa en la iglesia de San Francisco Solano, en el barrio porteño de Villa Luro.

¿Que había hecho este cura, hijo de uno de los fundadores del Partido Conservador y de madre terrateniente, para que la ultraderecha lo quisiera muerto? Le había dado a los pobres, a los pobres de verdad, la conciencia de merecer una vida mejor. No en el paraíso. En esta tierra y en esta vida.

El Padre Mugica estuvo vinculado al Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo que promovió una renovación dentro de la Iglesia Católica tendiendo a involucrarse directamente en la lucha contra la pobreza y atendiendo los problemas sociales no solo desde la asistencia sino también desde la toma de conciencia. El Padre Mugica trabajó con los sectores más pobres de Buenos Aires enseñándoles a cambiar resignación ante la pobreza por la defensa de sus derechos.


Su prédica lo acercó al movimiento peronista. En 1973 fué uno de los pasajeros del vuelo que trajo de regreso a Perón a la Argentina. Siendo asesor espiritual del Colegio Nacional Buenos Aires conoció en la Juventud Estudiantil Católica a quienes años después formarían Montoneros. La postura del Padre Mugica sobre la violencia siempre fue muy clara. Estaba dispuesto a dar su vida por la causa popular pero no tomaría ninguna en sus manos. Consideraba también que violencia era enfrentar al pueblo al hambre y la extrema pobreza y que frente a esas situaciones el hombre iba a reaccionar. Nuestro pueblo es naturalmente pacífico, tiene paciencia. Pero la paciencia tiene un límite.




Estas son algunas de las oraciones atribuidas al Padre Mugica:
Señor, perdóname por haberme acostumbrado a chapotear en el barro. Yo me puedo ir, ellos no.
Señor, yo puedo hacer huelga de hambre y ellos no, porque nadie puede hacer huelga con su propia hambre.
Señor, quiero morir por ellos, ayúdame a vivir para ellos.
Señor, quiero estar con ellos a la hora de la luz.”

Actualmente la tumba del Padre Mugica se encuentra en la capilla Cristo Obrero de la Villa 31 de Retiro.

Links para ampliar información

Wikipedia. Padre Mugica
Wikipedia. Movimiento de Sacerdotes por el Tercer Mundo
Wikipedia. Alianza Anticomunista Argentina. Triple A
Wikipedia. Segundo Concilio Vaticano
Pagina 12. Homenaje de Cristina Fernandez de Kirchner.
YouTube. Reportaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario