Ciber K

"Vengo a la política para honrar el apellido de mi padre, no para hipotecar el de mis hijos."
F. Randazzo

miércoles, 6 de abril de 2011

Pobres, Putos y Eva Peron

Por Ernesto Prado

¿Sabe? los pobres y los putos siempre coincidimos. Ellos son los condenados, los que solo reciben el odio y el desdén de los machos de la oligarquía… Nosotros, los putos, también. Ser pobre y ser puto es la misma cosa, Señora.
(…)
Si usted hubiera sido obediente con los poderosos de este país, nadie hablaría de su pasado… pero usted le sublevó a los humildes, eso no se lo van a perdonar nunca (…) Sabe Señora, compartimos la misma suerte… ser puto, ser pobre y ser Eva Perón, en este país despiadado, es la misma cosa”
Eva Perón / José Pablo Feinnmann

Del matrimonio igualitario a la Asignación Universal por Hijo hay un ideario que unifica las acciones y da cuerpo a la voluntad política. Hay una voluntad político-social que se encarna en el gobierno para construir algo nuevo para la sociedad argentina, construir IGUALDAD.
El diálogo que Feinnmann pone en boca de Eva Perón y Paquito Jamandreu es ficticio, es un invento dentro de su novela, pero es verosímil, y más importante, es cierto. Ser puto, ser negro, ser pobre, ser provinciano, o, para no gastar tanta tinta en una enumeración interminable “No ser como ELLOS quieren”, era sinónimo de ser el perdedor.

Nosotros reivindicamos una sociedad distinta, somos militantes de la igualdad, y para conseguirla damos las peleas necesarias, fundamentales.
Se es una mejor sociedad cuando todos podemos acceder a crear una familia, somos mejores cuando todos los chicos tienen un plato de comida garantizado, la sociedad avanza en igualdad cuando sus medios de comunicación expresan a todas las voces, Crecemos en calidad educativa cuando nuestros pibes tienen acceso a la tecnología, a los libros y la pluralidad de ideas dentro y fuera del aula.

Yo creo que Feinnmann no pensaba en ver a una Presidenta Peronista que promulgara el matrimonio igualitario cuando escribió las líneas que encabezan esta nota. Creo que nosotros no pensábamos que esto era posible hace 10 o 12 años, cuando veíamos al estado irse de todos los espacios y dejárselos al Dios Mercado. Pero nos reconstruimos y resurgimos y hoy damos una pelea por la igualdad plena.
Y eso es mejor que el uno a uno, creo

No hay comentarios:

Publicar un comentario