Ciber K

"Vengo a la política para honrar el apellido de mi padre, no para hipotecar el de mis hijos."
F. Randazzo

martes, 19 de abril de 2011

El 4to poder - Periodismo Militante

En el último año, a partir de la aparición del programa 678 y el nombramiento de Martín García al frente de Telam, se comenzó a debatir el rol del "periodista militante".

¿Puede un periodista político mantenerse al margen de las distintas corrientes de opinión e informar desde la estricta objetividad? En caso de ser posible, ¿es deseable?.

Convocamos a Julia Mengolini, panelista de Duro de Domar e identificada con el Kirchnerismo, para que nos dé su punto de vista sobre la cuestión.

La entrevista se realizó a partir de las preguntas que los militantes de Ciber K dejaron en nuestra página de Facebook. Desde ya le agradecemos a Julia el tiempo dedicado.

Periodismo Militante Vs Periodismo Objetivo


La objetividad periodística no es posible en absoluto en la medida en que la objetividad en si misma no es posible en un sujeto. Partamos de la base de que somos personas, atravesados por nuestra historia familiar, nuestros intereses económicos, politicos y personales. Y si trabajamos en una corporación además intereses corporativos.


Lo que ocurre en este país es que los periodistas que trabajan en ese gran monopolio que es Clarín se dicen independientes. Todavía usan esa palabra, dicen que hacen periodismo independiente, neutral, objetivo. Son una corporación que tiene su propio proyecto político y sus intereses económicos.

La objetividad periodística


En la medida en que la objetividad en realidad es un disfraz y un velo, y siempre uno habla desde un interés. Cuando yo me pongo el disfraz lo que hago es manipularte. Te estoy mintiendo y te estoy subestimando a vos como interlocutor.

Ser militante no significa no tener sentido crítico o hablar desde el fanatismo.

Militancia y Género


Va a ser un día maravilloso cuando no exista diferencia entre la militancia entre varones y mujeres, porque va a ser el día que hombre y mujeres lleguemos a ser iguales.

Como vivimos en una sociedad machista tampoco es lo mismo ser varón o mujer a la hora de militar. No hay mujeres, salvo algunas excepciones como Cristina, en lugares de decisión importantes. Tampoco en las agrupaciones jóvenes. No puede ser casualidad, algo pasa todavía.

Tenemos que tener un poco de conciencia de género. Tenemos una bandera más para levantar que los militantes varones.

Ciudad de Buenos Aires y Conurbano


No es lo mismo básicamente porque cada uno cuando milita pone en juego su personita, dentro de un proyecto colectivo. Cuando militás tenes que intervenir tu territorio, tu facultad, tu barrio. El militante del conurbano tiene que intervenir un territorio que tiene realidades bastante diferentes que las de la Capital. Vamos a tener otras problematicas. La diferencia es material.

La batalla cultural

 

Vivimos una época increíble y maravillosa. Se están dando batallas culturales que no se estaban dando hasta hace 5 años atrás. El rol de los medios, la diversidad, el género. Estamos en un camino.

2 comentarios: