Ciber K

"Vengo a la política para honrar el apellido de mi padre, no para hipotecar el de mis hijos."
F. Randazzo

domingo, 20 de marzo de 2011

Leyes que nos dignifican


Por Claudia Gantus
Comenzó en Diputados, en la primera sesión legislativa del año. Y se aprobó por unanimidad. No es un dato menor comenzar el año de sesiones con un acuerdo absoluto, en beneficio de los trabajadores, y en la aprobación de un proyecto de Ley presentado por el FPV.

La Cámara baja aprobó el último miércoles y giró al Senado el proyecto de ley que regula el trabajo del personal de casas particulares. Si, las “domésticas”, la “chica”, la “mucama”, y todo el resto de eufemismos con los cuales como signo de clase se marcó a esas mujeres que con su trabajo diario hacen posible el trabajo, el estudio y el desarrollo personal de tantas familias.

Según datos del Ministerio de Trabajo, existen alrededor de un millón de empleadas domésticas, de las cuales casi el 90% no se encuentra registrado. En el proyecto del diputado Héctor Recalde se apunta a equiparar los derechos de las empleadas domésticas con los del resto de los trabajadores, incluyendo en esta medida no solo al personal de limpieza y mantenimiento de una casa particular, sino también a los acompañantes o cuidadores no terapéuticos de personas enfermas o con discapacidad.

Pensar en un límite a las horas de trabajo, regular el servicio “cama adentro”, definir las horas de descanso entre una jornada laboral y otra, contemplar que una empleada doméstica puede ser madre, enfermarse, establecer la prohibición de contratar a menores de 16 años (si, leíste bien, 16 años… el Decreto vigente aceptaba emplearlas desde los 14…), convertir a los “patrones” en “empleadores”, sabiendo que en su mayoría ellos también son trabajadores. Una ley que dignifica el trabajo. Y dignifica también la condición de quien es capaz de establecer con otro (otro humano, otro igual) una relación laboral.

Una Ley más, en el marco de un proyecto. Una ley chiquitita “como un cuarto de servicio”, pero de profundo valor simbólico y real. Construir las bases legales para un país más justo, más igualitario. Esas son las herramientas, con ellas, tenemos que seguir trabajando para construirlo entre todos.

PARA MÁS DETALLES DE LA LEY CONSULTAR:

1 comentario: