Ciber K

"Vengo a la política para honrar el apellido de mi padre, no para hipotecar el de mis hijos."
F. Randazzo

lunes, 21 de marzo de 2011

Elecciones en Chubut

En la tarde de ayer, todos los que de alguna manera nos sentimos identificados con el Proyecto Nacional, esperábamos las 18 hs. para comenzar a recibir noticias. Noticias que se demoraban y contribuían a aumentar nuestra ansiedad. 

En la era de la informática, en un mundo donde la comunicación se maneja bajo los parámetros de la inmediatez, pudimos observar casi con estupor cómo desde Chubut no se habilitaban los mecanismos informáticos a los que toda práctica electoral de los últimos años nos tiene acostumbrados, poniéndonos al tanto de los resultados desde las primeras mesas escrutadas.

Más allá de los resultados, la falta de transparencia demostrada por el gobierno de Chubut nos subestima como ciudadanos. Todo acto eleccionario supone en primera instancia un respeto por la democracia como forma participativa del pueblo de expresar no solo su opinión, sino fundamentalmente la votación de sus representantes, es decir, aquellos que llevarán su voz en la legislatura y la ejecución de las políticas públicas. Es nuestro lugar de participación más importante. Estas acciones consolidan y fortalecen el Estado de Derecho. De ahí la importancia de la claridad y corrección con que deben realizarse.

Chubut es una provincia sureña, la tercera en extensión después de Buenos Aires y Santa Cruz, pero con poco más de 500.000 habitantes según el último censo de los cuales 352.000 estaban habilitados para votar este domingo. La baja densidad de población hace que sea notable la diferencia entre las ciudades más importantes (Comodoro Rivadavia, Trelew, Puerto Madryn) y el resto de la provincia. Sin embargo, hasta en el último rincón ayer los ciudadanos se expresaron a través de su voto. El porcentaje de electores que concurrieron a votar fue el más alto históricamente. ¿Se puede desmerecer sin más la participación ciudadana?

El resultado por el momento da como ganador de los comicios al Peronismo Federal por el 0.59%, y una legislatura provincial con mayoría del FPV. Pero debemos señalar que es absolutamente necesario no solo esperar el recuento definitivo de los votos y la expedición de la justicia electoral al respecto, sino por sobre todo, expresar que en un año electoral, donde en cada una de las provincias argentinas, en cada rincón del país, en cada uno de los distritos y jurisdicciones, más allá de los candidatos, millones de ciudadanos harán acto su participación democrática. Y en esto es imprescindible la transparencia, el compromiso, y la responsabilidad de las autoridades electorales. Hoy resulta imprescindible pronunciarse en contra de toda falta de transparencia, ya que independientemente de los datos que se obtengan del recuento voto a voto, el silencio, el ocultamiento, y la falta de datos fehacientes es a futuro más importante que los datos mismos.

Porque los ciudadanos debemos confiar en las instituciones, y seguir apostando a construir el país que deseamos desde la participación, sin encubrimientos, sin traiciones, sin sospechas.

1 comentario:

  1. CREO QUE A LA ULTIMA REFLECCION DEBERIA AGREGARSELE QUE NO SOLO LOS CIUDADANOSD DEBN CONFIAR EN LAS INSTITUCIONES SINO,TAMBIEN LOS GOBIERNOS...CREO QUE ESO HARIA DESAPARECER LOS EN-CUBRIMIENTOS,LAS TRAICIONES Y LAS SOSPCHAS.-

    ResponderEliminar